Cocina de Cuaresma: Potaje de habichuelas con castañas

Aunque este potaje casi ha desaparecido de las mesas actuales, hubo una época en la que se elaboraba por estas fechas de Sermana Santa siendo una de la comidas mas típicas de Cuaresma.

Se conoce como castaña pilonga a la castaña secada al humo, con lo que pierde parte de su agua quedando solo un 20% de la inicial. Por ello antes de consumirse hay que dejarlas en remojo para que se ablanden.

Los castaños son muy abundantes en Andalucía, sobre todo en la serranía de Ronda. Sus frutos eran recogidos liberemente por sus habitantes, por lo que las c astañas  han pasado a ser un ingrediente barato y muy nutritivo de numerosos guisos andaluces. Como dato curioso el dicho “tiene castaña” se debe a la dificultad para recoger este fruto por su corteza dura y espinosa.

INGREDIENTES.

  • 1k. DE CASTAÑAS PILONGAS
  • 1/4 K. ALUBIAS BLANCAS
  • 1/2 VASO DE ACEITE VIRGEN EXTRA
  • 1 PALO DE CANELA.6 CLAVOS
  • CASCARA DE 1 LIMÓN
  • 1 BOTE DE ANÍS Ó MATALAHUGA EN GRANO (EN UNA MUÑEQUILLA).
  • 1/2 CEBOLLA PICADA
  • FINAMENTE.AZÚCAR A GUSTO (YO LE PONGO 1 VASO GRANDE).

PREPARACIÓN.

En la olla express poner cubiertas de agua las castañas y las habichuelas blancas que tendremos en remojo desde el día anterior, la canela, los clavos y la cascara de limón. En una sartén con el medio vaso de l aceite , pochar la cebolla y, antes de que se doren,  incorporar el refrito a la olla en la que cuecen las habichuelas y castañas. Hacer una muñequilla con un trapo blanco, poroso ( puede ser algodón o mejor una gasa) e introducir en su interior la matalahuga o anís. meter la muñequilla en la olla y cerrarla. dejar pitar 3/4 de hora y, una vez expulsado el vapor, destapar y añadir el azúcar. Poner de nuevo al fuego y hervir unos minutos.

Castañas pilongas en remojo

Muñequilla de matalahuga o anís

 

 

 

 

 

 

 

Las muñequillas son paquetitos confeccionados en casa para que las especias de grano pequeño ( comino, anis) o hierbas aromáticas ( tomillo, poleo, orégano) no pasen al caldo. Se solían hacer de restos de sábanas blancas o gasas para que dejara pasar el sabor de las especias. Una vez apartado del fuego se retira y se rira. Las muñequillas se usan también para todos los guisos con caracoles, las habas enzapatás de Hueva y otras muchas recetas.

2 Responses to Cocina de Cuaresma: Potaje de habichuelas con castañas

  1. maria dice:

    Me encanta este plato creo que así lo hacia mi madre me alegro de haber encontrado esta receta pues no recordaba muy bien como se hacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Gruopo Gastronómico El Almirez