Piruletas de pollo y foie de pato

INGREDIENTES (6 personas)

Para la bechamel

  • 1 litro de leche
  • 2 tazas de harina
  • 1 cebolla
  • 125 gr. de mantequilla
  • media lata de foie de pato ( hemos utilizado el foie de lata negra del Lidl)
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta negra

Para el relleno

  • Dos pechuga de pollo
  • Zumo de limón
  • Palos de brocheta o palillos de diente
  • Una bolsa de quicos de maíz fritos (opcional)

 

PREPARACIÓN
Trocear las pechugas en daditos pequeños y macerarlos con el zumo de limón.

Posteriormente elaboraremos la bechamel de la siguiente manera:
En primer lugar, salteamos la cebolla a fuego lento picada en tiras finas  hasta que se ponga   transparente.

Añadimos la harina a la sartén con la cebolla  y la doramos  durante al menos 5 minutos con la intención de que pierda su sabor a crudo. No poner el fuego muy fuerte porque se quema, aunque puede tomar un color dorado-amarillento.

Derretimos la mantequilla en una cazuela  a fuego lento, intentando que no se queme y una vez derretida se la añadimos a la mezcla de harina y cebolla.

Posteriormente, vamos echando  poco a poco la leche templada (en el mismo microondas) removiendo continuamente para que no queden grumos hasta  que la masa sea completamente homogénea. Ten en cuenta que si añadimos la leche sacada directamente del frigorífico, sin  calentar previamente, será muy difícil que la mezcla  quede sin grumos.

Si no tienes mucha experiencia, es mejor apartar la cebolla y añadir la harina, tostarla  e incorporar la mantequilla y  la leche tibia. De esta manera puedes meter la batidora de brazo si se forman grumos. Cuando se hayan integrado la harina y la leche puedes añadirle la cebolla y continuar moviendo hasta que espese.

Una vez incorporada la leche, subimos el fuego hasta que empiece a hervir y cuando alcance la ebullición lo bajamos a temperatura medio-baja y dejamos cocer durante al menos 15 minutos. No olvidéis que debemos de remover continuamente con una varilla o cuchara ya que podrían volverse a formar grumos i pegarse al fondo.

Finalmente, sazonamos al gusto la bechamel  con un poco de sal y pimienta negra.

Cuando la bechamel tenga la consistencia deseada la apartamos del fuego, le añadimos la media lata de foie de pato y removemos.

Verter la pasta en una fuente amplia y dejar enfriar

Refreímos el pollo salteandolo en una sartén hasta que esté doradito pero sin pasarse para que no quede seco.
Pinchamos un trozo en cada palo de brocheta y lo embadurnamos de bechamel teniendo cuidado de que rodee todo el trozo.

Lo dejamos enfriar sobre un papel de horno.

Lo pasamos por harina, huevo y pan rallado.

También se puede añadir al pan rallado quicos de maíz en trocitos finos que habremos molido con la picadora, el molinillo de café o la thermomix.


Cuando esté empanado podemos darle la forma que queráis con las manos: croquetas, chupa-chup, bolas,…


Por ultimo, las freímos y listas para ponerlas  en la mesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Gruopo Gastronómico El Almirez