De la semilla a la lonja II. La Cooperativa Nuestra Señora de Las Virtudes

 

Siguiéndole la pista a nuestros tomates llegamos a la Cooperativa Las Virtudes donde nos esperaba Bartolomé Ramírez, el presidente de la Cooperativa, que nos  informó de algunos datos sobre su historia.

La Sociedad Cooperativa Andaluza Nuestra Señora de las Virtudes, con domicilio social en Conil de la Frontera, fue constituida el 9 de febrero de 1963 por agricultores de la zona que se agruparon para comercializar las verduras y hortalizas que producían en sus explotaciones agrarias.

Actualmente esta Cooperativa está constituida por unos 500 Socios aproximadamente, y tiene  un carácter netamente comarcal al ser sus socios de los municipios de Barbate, Chiclana, Conil, Vejer, Medina y Puerto Real. Su finalidad es dar el  mejor servicio, los mejores productos y la mejor atención desde el huerto a la comercialización.

Las Virtudes no es simplemente una lonja donde comprar al por mayor frutas y verduras, sino que desde el año 2000 se ha convertido en referente de los agricultores de toda la provincia incorporando  tecnología punta en todas las fases de la producción desde el campo al consumidor,  sin olvidar el cuidado del medio ambiente ya que obtiene el 20% de su consumo eléctrico de la energía solar.

La cooperativa comprende varias instalaciones en el polígono La Lobita de Conil de la Fra, además del semillero que anteriormente visitamos,: la lonja donde se exponen los productos , se realizan las ventas y la subasta ; la  central hortofrutícola , inaugurada  en el año 1999 , en la que  se procesa y se hace el envasado y etiquetado de la mercancía según las necesidades del cliente  , un surtidor, una ferretería donde se vende todo lo necesario para el trabajo en el campo desde maquinaria hasta ropa  , un almacén de fruta  con cámaras refrigeradas para la venta directa a mayoristas  y la tienda Coagrico creada para ofrecer los productos directamente del productor al pequeño consumidor.

 

Al entrar en la lonja pasas directamente a formar parte de un maravilloso puzzle de olores y colores. Los distintos tonos de verde de las lechugas, los calabacines, los apios o pimientos, contrastan con las tonalidades rojas del tomate y las fresas  y   los lilas malvas y morados de la berenjenas y  lombardas. El aire huele a hierbabuena, albahaca, sandía, melón… y carretillas cargadas de frutas y verduras  se mueven rápidamente entre las cajas movidas por operarios que parecen  papa noeles  hortelanos.

 

 

En la puerta esperando a recibirlos “los picaores” , aquellos empresarios que prefieren pagar un plus y poder  elegir  la mercancía antes de la subasta.

 

 

Si la lonja puede compararse con el cuento de Hansel y Gretel, la nave de procesado de la mercancía semeja una escena de “Viaje en el tiempo”. Una increíble máquina con cinco ojos sensores clasifican los tomates por tamaño y color y lo depositan con precisión en cajas para ser trasportados y vendidos.

 

 

 

Otra arma incansable miles de cajas al día con el logotipo de Las Virtudes. Y de nuevo pequeñas carretillas motorizadas sortean obstáculos y apilan la mercancía.  Es el  Centro de Manipulación  donde se envasa para las grandes superficies como Carrefour, Covirán, Supersol, Dia, Aldi, Corte Inglés, Eroski o Champion.

 

Nuestra visita terminó en la tienda Coagrico donde compramos fresas, damascos, sandías y quesos de Chiclana no sin antes presenciar la subasta a la baja que se realiza los martes y hueves a las 17 horas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Gruopo Gastronómico El Almirez